¿La reputación de tu dominio afecta la entregabilidad de tus campañas?

La respuesta corta es sí, se está convirtiendo en un factor importante.

Durante mucho tiempo, los principales proveedores de servicios de Internet (ISP) tendían a mirar la reputación de envío de la IP de la que provenían los correos para determinar dónde ubicarlos.

Aún lo hacen, junto con la revisión del contenido y cómo los destinatarios han recibido correos anteriores.

Desde aproximadamente 2009, el uso de la reputación del dominio ha ido creciendo como un factor en las decisiones sobre cómo manejar el correo electrónico entrante. Es posible que estés enviando desde una dirección IP con una reputación positiva y aún tengas tus correos en la carpeta de spam debido a la reputación del dominio.

Gmail, en particular, ha dejado muy claro que están utilizando la reputación del dominio para determinar cómo manejar los correos.

Si colocan el correo en la carpeta de spam debido a la reputación del dominio, agregarán una nota en la parte superior del correo que diga: “Hemos encontrado que muchos mensajes de tal dominio son spam”

Como la mayoría de la reputación de dominio se basa en los datos de usuario de los diversos ISP  y no proporcionan una búsqueda de “reputación de dominio”, probar tus correos electrónicos enviando direcciones a diferentes proveedores de correo es el medio principal para determinar si hay un problema.

También puedes verificar los sistemas de listas negras y antispam como URIBL y Barracuda para ver si tienen tu dominio en la lista.

¿Qué puedo hacer para mejorar o mantener positiva la reputación de mi dominio?

A continuación enumeramos las mejores prácticas de envío al enviar correos:

  1. Configura la autenticación adecuada para tu dominio visible, incluidos SPF y DKIM. Si no tienes esta configuración para tu dominio de envío o si deseas obtener más información al respecto, contáctanos en soporte@neored.com.mx para que puedas obtener esta configuración.
  2. Ten un proceso de captación apropiado. Asegúrate que tus formularios de suscripción sean claros . 
  3. Usa un buen equilibrio de imágenes y texto en tus correos. El envío de una imagen grande como correo no sólo es despreciado por los ISP más importantes, sino que también disminuye la posibilidad de que tus destinatarios participen en tus envíos. El engagement es algo que los ISP observan al revisar cómo manejar tus correos. 
  4. No envíes tus correos desde un dominio ISP principal como Yahoo, AOL, Gmail, etc. Los correos deben provenir de un dominio privado. Tanto Yahoo como AOL publicaron recientemente un registro de DMARC que indica a los servidores receptores que rechacen cualquier correspondencia que provenga de un dominio fuera de sus servidores. 
  5. La higiene de la lista de correo electrónico también es importante. Cuando envías un correo y tiene rebotes, te recomendamos cambiar esos usuarios a status held para que no se les envíen más correos y no se dañe tu reputación de envío.

Si tienes dudas a cerca de la reputación de tu dominio contáctanos en soporte@neored.com.mx

También te pueden interesar: